Jodete, River


River se fue a la B.

Cada tanto me vuelve a la mente y mi conciencia me lo repite. River se fue a la B. El club del que soy hincha desde que nací —uno de los únicos tres “grandes del fútbol argentino” que nunca en la historia se fueron al descenso— perdió la grandeza hoy. Ahora sólo los bosteros e Independiente pueden jactarse de eso. Pensarlo me rompe un poquito el alma.

Boludo, nos fuimos a la B.

Pero si lo pienso un poco más, la grandeza River la perdió hace rato. Dirigencias de mierda, mafia, violencia, inoperancia… Muy, TAN argentino todo esto que nos pasó. La seguidilla de jugadores progresivamente más y más pedorros hasta desembocar en este domingo 26 de junio que nos condenó a ser un equipo de segunda es un símbolo claro de la caída en picada que venía sufriendo el club. Como hincha nunca entendí la incapacidad de River para traer refuerzos que merecieran ponerse la camiseta de esta institución.

Sin embargo, y a la vez, también pienso que la grandeza de un club de 110 años no se puede medir solamente por los últimos tres o cuatro años de mierda que tuvo.

¿Cómo carajo llegamos a tener un presidente hincha de Boca?

Llegó un punto en el que me cagaba de risa de mi propio equipo. Me acuerdo de un par de temporadas atrás, escuchando en la televisión a algún periodista decir que River quería traer a Trezeguet, Camoranesi, Saviola y/o D’Alessandro para el próximo torneo… Todos jugaban en el exterior, principalmente en Europa. Era OBVIO que no los traían ni en pedo, por eso me reí, y así acabó siendo. Creo que ahí fue que terminamos trayendo al Ogro Fabbiani como premio consuelo. Ni los nacidos en el club llegaban a un arreglo para volver. ¿Por qué? Almeyda, que ya jugaba el Showbol y otros torneos de veteranos, fue la única alma caritativa que volvió ¡del retiro! para darnos una mano. Encima la semana pasada, cuando Lanús nos condenó a la Promoción, lo veo jugando con la camiseta granate a Mauro Camoranesi. O sea: Lanús, fucking Lanús logró traer de Europa al jugador campeón del mundo 2006 con la selección italiana que River no supo conseguir. Y eso que Camoranesi es hincha de River.

Escuché el partido desde un parque en Brooklyn, muy lejos del Monumental (pero con una vista de Manhattan de la reputa madre, eso sí), con la mirada perdida. Triste decirlo, pero menos mal que estaba en la loma del orto. Hace días que venía afirmando que River se iba a la B, pero me cayó realmente la ficha de que esto era definitivo cuando Olave le atajó el penal a Pavone. Digo que me cayó la ficha cuando a la vez no lo puedo creer. Qué se yo.

River se-fue-a-la-B.

Me llamó la atención la falta de cargadas por parte de la inmensa cantidad de bosteros que tengo el gusto de conocer. Me hace pensar que el descenso de River les pegó a todos, en mayor o menor medida. Quizás los bosteros en el fondo nos van a extrañar un poco. Un amigo bostero me llamó y me dijo: “La verdad que no me gusta que se hayan ido. Boca sin River es menos Boca”. Aunque seguramente será la excepción más que la regla. Quizás miden sus palabras porque saben que empezarán el próximo torneo jodidos con su propio promedio. Es feo irse al descenso. Por lo menos, como bien marcó otro amigo hoy, ya no nos van a poder decir que “ser de River es fácil”. Váyanse a cagar.

De todas las cargadas, esta me pareció la mejorcita.

Me hubiera encantado llenar el ciberespacio de tweets y status de facebook recontrareputeando y gozando a los forros que nos daban por descendidos ante una eventual permanencia en primera. Y terminé escribiendo esto. Mala leche. Y cuando veo que invertí tanto tiempo escribiendo sobre esto me doy cuenta de lo estúpido que es el fútbol, y de lo estúpida que es la gente que compra un montón de diarios deportivos que dicen boludeces similares a las que escribo yo acá.

Sentí lástima por JJ López y por los jugadores. Un bajón que te toque formar parte de los 11 boludos que mandan a un equipo al descenso por primera vez en 110 años. No es culpa de ellos, que hicieron lo que pudieron, lo que les salió, lo único que le puede salir a un equipo sin rumbo ni identidad futbolística y lleno de jugadores medio pelo. Pasaron seis técnicos en los últimos tres años, más de 60 jugadores (uno más mediocre que el otro conforme pasaba el tiempo). Les tocó a estos, que qué carajo iban a hacer si eran un tipo de 37, casi 38 años y un montón de pichis (bue, y Carrizo, que desde hace rato viene atajando como un arquero de la B anyway). JJ fue el que mejor promedio de efectividad tuvo de los últimos seis DT. Las verdaderas Gallinas Putas están más arriba. Recomiendo leer esto y  esto para entender un poco más las merecidas puteadas a Pasarella y Aguilar.

Creo que lo que quería decir al final de cuentas es que no me da vergüenza ser de River. River se puede ir a la D (no, posta, tiene serias posibilidades) y yo seguiré siendo hincha, no motivado por un ultrafanatismo sino más bien por fidelidad, y porque hacerme de otro equipo primero que me daría mucha paja y segundo me convertiría en una verdadera gallina. Eso sí: jodete, River. Ojalá esto te sirva para recuperar los valores.

Soy de la B y me la banco. No me queda otra. De hecho me siento más hincha de River ahora que descendimos.

Muero por ver River – Patronato.

Anuncios

3 comentarios sobre “Jodete, River

  1. Muy bueno!, al principio pense que el link era una nota de clarin y primero pense, que mal que clarin deje que sus reporteros, se expresen con tanta gerga y puteadas en sus notas y después pensé, se expresa igual Manuel Juan, que raro y ya después me di cuenta era tu blog jajajaj….

  2. Como dijo minutos antes de que termine el partido desde Radio Mitre Atilio Costa Febre: “La grandeza no está en no caerse nunca, sino en levantarse siempre”.

  3. Querido Juan, hemos sido amigos desde hace rato y siempre e sido un rompepelotas de mi parte cuando se ha venido a plantear tu amor por el futbol Argentino y mi desfachatez al siempre ir a la contraria. Esto no quiere decir que pido perdon por quince años de hincharte el alma con mis prognosticos para el Lanus o el Racing, y hasta a esos heroes del silencio del Boca. Esta nota es solo para decirte, querido amigo, que te mando desde Miami mi sentido pesame y que por la gracia de los dioses (y me refiero solamente al Dios Angel Labruna) salgan del sotano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s