De presos y sus erecciones yo no sé mucho, peeeeero…

Hoy llego a la oficina y encuentro sobre mi escritorio una carta de la prisión estatal de Chuckawalla Valley, California. Las cartas que nos llegan de diferentes cárceles siempre son para avisarnos que, por tal o cual razón (desnudos, imágenes de violencia, etc.), la institución rechaza la publicación y, por tanto, tal prisionero suscriptor de… Leer más De presos y sus erecciones yo no sé mucho, peeeeero…